Sala Andina de Exposiciones KUNTUR

La Universidad Andina del Cusco, tiene una sólida base FILOSÓFICO-MORAL, SOCIAL Y ESPECIALMENTE EDUCATIVA. Son conceptos que figuran en sus documentos fundamentales como el Estatuto, el Plan Estratégico Institucional y el Modelo Educativo, que se plasman de manera resumida y precisa en la Visión y Misión de la Universidad.

En la Visión se lee: “La UAC pretende ser una Universidad líder, libre, democrática, humanista, científica, tecnológica, intercultural … centrada en la formación integral de la persona … articulada al contexto socio-cultural … que responde a las necesidad y expectativas de la sociedad y sea generadora de cambio en la región, el país y el mundo”. Igualmente en la Misión se destaca que la Universidad “… forma profesionales líderes, con calidad humana; con responsabilidad social y ética, identificados con su cultura, con capacidad intercultural y de insertarse con eficiencia y eficacia en un mundo globalizado”.

En el marco de la celebración del XXVII Aniversario de Creación, la inauguración de la Sala Andina de Exposiciones KUNTUR de la Universidad Andina, el primer paso hacia la creación de un Centro Cultural Andino, como aporte de primer orden para el desarrollo de la cultura cusqueña, y sus manifestaciones artísticas.

Pese a su pequeña dimensión física, será un puente, entre la sociedad cusqueña, los visitantes foráneos y la obra de nuestros artistas. La muestra inaugural, bajo el nombre de “LAS RECIENTES 5 DECADAS” trato de representar en un grupo de artistas, el arte pictórico cusqueño en los últimos 50 años, cada uno de ellos en su momento con propuestas innovadoras que sirvieron de inspiración y desafío a generaciones más recientes: Ayda Paliza, Armando Medina, Adolfo Sardón, Cesar Gavancho, Hugo Béjar, Grisa Camargo, Heber Huamán, Juan Bravo, Juan de la Cruz Machicado, Manuel Gibaja, Oskar Olazo, Roger Farfán, Rubén Vera.

A la fecha se han realizado 5 muestras: la colectiva inicial, Juan Bravo, el fotógrafo Rolando Nakamine, Oskar Olazo y Adolfo Sardón. Se trata de un permanente punto de reunión y conjunción espiritual, ubicado en pleno centro de la Ciudad.